GRETA THUNBERG: LA HUMANIDAD TODAVÍA NO HA FALLADO – 11

Capítulo 11: Pandemia

El año pasado, cuando visité Davos, dormí en una tienda de campaña a 18° bajo cero. Este año los organizadores dijeron que por razones de seguridad tenía que estar en un hotel.

La noche anterior al comienzo de la conferencia me contagié de gripe. Así que fue un gran alivio no estar durmiendo en una tienda de campaña. Tuve que cancelar la mayoría de los eventos programados, que es algo que en realidad no me importa en absoluto, ya que encuentro que los encuentros sociales y las reuniones que no llevan a ningún lado son en su mayoría una pérdida de tiempo.

Así que mi estancia es bastante relajada, pero hoy se supone que debo arrastrarme hasta la puerta para una reunión con el presidente de Suiza. Después de eso, haré públicos mis planes de viajar a China. Acabo de recibir la invitación oficial para asistir a la conferencia del Foro Económico Mundial que probablemente se llevará a cabo en Shenzhen, China, a principios de junio. Visitar China es algo que he querido hacer durante mucho tiempo, y ahora finalmente está a punto de suceder, es decir, si el gobierno chino me deja entrar al país.

Pero justo cuando estoy a punto de salir por la puerta, la presidenta suiza cancela el encuentro, ya que ha tenido que regresar inmediatamente a Zúrich para asistir a una reunión de emergencia. Aparentemente, los acontecimientos relacionados con el nuevo virus descubierto en China están causando gran preocupación.

Esa fue mi primera introducción a la crisis del coronavirus. De inmediato puse en espera mis planes de visitar China. Parecía cada vez menos posible viajar allí en algún momento de esta primavera. En su lugar, empiezo a planear hacer un seguimiento de algunas otras invitaciones, para tomar el ferrocarril Transiberiano vía Vladivostok a Corea del Sur y Japón. Pero a medida que la situación se intensifica, por supuesto, también tengo que abandonar estos planes.

Así que aprovecho las próximas semanas para viajar por Europa y seguir trabajando en el documental con la BBC. Visitamos Jokkmokk, Londres, Yorkshire, Zürich y el parlamento europeo. Hago huelga en Hamburgo, Bristol y Bruselas. Estamos a principios de marzo de 2020 y el mundo está a punto de cambiar por completo. Este fin de semana se supone que habrá grandes huelgas climáticas en Francia. Pero aquí mismo se pasa un punto de inflexión. Lo que era incuestionable la semana anterior ahora de repente se ha vuelto impensable.

En el movimiento Fridays For Future decidimos cancelar todo, sin dudarlo. La gente está muriendo. Muchos están perdiendo a sus familiares, seres queridos y su estabilidad económica. Las consecuencias de esta pandemia son catastróficas. Una crisis es una crisis, y en una crisis todos tenemos que dar unos pasos atrás y actuar por el bien de los demás y de nuestra sociedad. En una crisis te adaptas y cambias tu comportamiento. Y de hecho, esto es lo que hace el mundo, a una velocidad récord.

Entonces, ¿qué fue lo que hizo posibles estos cambios estructurales globales en solo unas horas?

¿Fue la esperanza y la inspiración lo que nos hizo actuar tan rápido durante la pandemia del coronavirus? Algo que la mayoría de los expertos en comunicación y editores de noticias han afirmado que es la única forma de avanzar para generar cambios. ¿O quizás fue otra cosa?

No hay nada positivo en la crisis de la pandemia desde una perspectiva climática. Los cambios realizados en nuestra vida diaria debido al COVID-19 tienen muy poca similitud con la acción necesaria para el clima.

La tragedia, por supuesto, no tiene efectos positivos a largo plazo en el clima, aparte de una sola cosa: la idea de cómo debe percibir y tratar una emergencia. Porque durante la crisis del virus de repente actuamos con la fuerza necesaria.

Las reuniones internacionales de emergencia se llevan a cabo a diario. Los rescates financieros astronómicos aparecen mágicamente de la nada. Los eventos cancelados y las estrictas restricciones hacen que las personas cambien su comportamiento y enfoque de la noche a la mañana.

Los medios de comunicación hacen una transición completa, ponen otras cosas en espera y casi exclusivamente informan sobre COVID-19, con conferencias de prensa diarias y cobertura en directo 24/7. Todas las partes de la sociedad se unen y los políticos dejan de lado sus diferentes puntos de vista y cooperan por el bien de todos. Bueno, tal vez no todos y en todas partes.

Pero en general las personas con poder en la política, los negocios y las finanzas de repente dicen que harán lo que sea necesario, ya que “no se puede poner precio a una vida humana”.

Esas palabras y este tratamiento de la crisis abren una dimensión completamente nueva. Porque, como sabéis, cada año al menos 7 millones de personas mueren por enfermedades relacionadas con la contaminación del aire, según la OMS. Aparentemente, esas son personas a cuyas vidas podemos poner precio. Ya que mueren por causas equivocadas y en las partes equivocadas del mundo.

Durante la pandemia, los responsables políticos repiten que tenemos que “escuchar a la ciencia y a los expertos”. Bueno, según los principales científicos y expertos en biodiversidad del mundo, es probable que la pandemia sea seguida por enfermedades más mortíferas y destructivas a menos que detengamos la destrucción incesante de los hábitats naturales.

Pero estos no son los científicos y expertos a los que se refieren. Porque la sostenibilidad a largo plazo no encaja dentro de los sistemas económicos y políticos de hoy.

Greta Thunberg

Capítulo 1 – el discurso de la ONU

Capítulo 2 – Washington D.C.

Capítulo 3 – La ciencia

Capítulo 4 – Viaje por carretera

Capítulo 5 – El escarabajo

Capítulo 6 – Puntos de no retorno

Capítulo 7 – Paradise

Capítulo 8 – La prensa

Capítulo 9 – Atravesando el Atlántico

Capítulo 10 – Lavado verde o “greenwashing”

Capítulo 12 – Esperanza

Traducción del programa “La humanidad todavía no ha fallado”, emitido en inglés y en sueco en junio de 2020 por Sverige Radio, la radio nacional sueca.

Podéis escucharlo entero en inglés en el siguiente enlace: https://sverigesradio.se/sida/avsnitt/1535269?programid=2071

La transcripción completa en inglés la publicó la revista TIME el 10 de julio de 2020, la encontraréis en este enlace: https://time.com/5863684/greta-thunberg-diary-climate-crisis/

En este programa Greta Thunberg reflexiona sobre sobre el año y medio que ha pasado recorriendo el mundo para reclamar los cambios necesarios para cumplir con los acuerdos de París del 2015 contra el cambio climático.

Greta se inventó las huelgas escolares por el clima el 20 de agosto de 2018, hace ya más de dos años, y en este tiempo se ha convertido en la activista ambiental más conocida e influyente del mundo.

Hace más de un año y medio escribí el siguiente texto sobre ella, creo que acerté de pleno en los pronósticos:

GRETA THUNBERG, UN MILAGRO NECESARIO

Josep Maria Camps

@jmcampsc

si tens alguna cosa a afegir o a comentar

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s